URGENTE !! SE RUEGA MÁXIMA DIFUSIÓN !!

Nos informan nuestras abogadas que nuestro compañero José Adrián Poblete Darre ha sido dispersado, una vez mas, desde La Moraleja - Dueñas (Palencia) al centro de exterminio de Madrid III (Valdemoro - Madrid). Estando en su 26º día de huelga de hambre. Queremos denunciar que, debido a su estado de salud, una conducción es una tortura añadida al compañero y estamos verdaderamente preocupadxs por su estado de salud. Sabemos que existe un pacto no escrito por el que la vulneración de derechos de las personas presas es un tema tabú. La violación de los derechos de las personas presas en las cárceles del Estado español es un hecho denunciado sistemáticamente por organizaciones de defensa de los derechos humanos. A la vez, es ocultado por Gobiernos, grupos parlamentarios y medios informativos.La vulneración de derechos y la política penitenciaria que se aplica a las personas presas se impone de forma arbitraria y depende del interés político del momento.
En contra de la dispersión, el artículo 25 de la Constitución Española y el artículo 1 de la Ley Orgánica General Penitenciaria (LOGP) establecen que el cumplimiento de las penas privativas de libertad debe estar orientado a la reeducación y a la reinserción social de los penados. La Junta de Tratamiento de la cárcel es quien ha de proponer a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias tanto el grado de clasificación como la cárcel de destino o cumplimiento, que tendría que ser la más cercana posible al domicilio habitual de la persona presa.
La Ley Penitenciaria impone a la Administración el mandato de que las personas presas sean destinadas a cumplir su condena en cárceles situadas dentro de sus provincias de residencia familiar. El artículo 12.1 de la LOGP establece: «la ubicación de los establecimientos será fijada por la Administración penitenciaria dentro de las áreas territoriales que se designen. En todo caso, se procurará que cada una cuente con el número suficiente de aquéllos para satisfacer las necesidades penitenciarias y evitar el desarraigo social de los penados».
Recordamos que José Adrián ha sido duramente castigado y con palizas por su actitud frente a la maquinaria de destrucción que supone la cárcel, todo ello, por mostrar su solidaridad y mantener su dignidad frente al sistemático exterminio lento en que se encuentran miles de enfermos en las prisiones del estado. En su actual estado, con las condiciones de calor, viaje, etc. es un crímen haberlo trasladado.
Para escribir al compañero, cosa que ayudaría enormemente a apoyarle de cara a los carceleros y, al mismo tiempo, dar animo y cariño a José Adrián, podeis hacerlo en la siguiente dirección. Aún no sabemos módulo, pero con su nombre y dirección ha de bastar para que le llegue correo.
Para escribirle:


José Adrián Poblete Darre
Centro Penitenciario Madrid III, Valdemoro (Madrid)
Ctra. Pinto-San Martín de la Vega, km. 4,5,
28340 - MADRID

 

_____________________

NOTICIA ANTERIOR

Huelga de hambre indefinida del compañero José Adrián Poblete Darre 

(¿Qué esta sucediendo en la Moraleja, prisión de Palencia)



 El viernes 26 de mayo, Adrián recibió por correo una carta de su abogada que contenía unas solicitudes que le permitieran visitarle a él y a otros compañeros de aislamiento sin los problemas que le han puesto en otras ocasiones. La última vez que pudo verle le prohibieron la visita que tenía concertada con otros presos. De ahí que decidiera legalizar esta situación con el envío de las citadas solicitudes.
Pero en la prisión de Palencia ya hemos constatado que las legalidades se las pasa el alcaide, Francisco Javier Díez Colado y sus "sufridos trabajadores" por el forro. De forma inmediata, Juan Pedro Hernández Hernández, a quien pensaba ver próximamente, es transladado a Puerto de Santa María y a Adrián le cambian a la cuarta galería donde permanece solo las 24 horas del día.
Desde ese momento inicia una huelga de hambre que pretende mantener hasta las últimas consecuencias, ya que se están vulnerando sus más elementales derechos, entre otros muchos, la visita y asistencia de su abogada cada vez que lo requiera y no una vez al mes como ha impuesto el director de la Moraleja; la violación de su correspondencia y comunicaciones, junto a la retención del correo desde hace 20 días; la falta de asistencia médica, sin que haya un seguimiento diario de su estado de salud física y mental, con las graves secuelas que un ayuno tan prolongado le pueden causar.
Si el anterior comunicado denunciaba el sadismo del alcaide de la prisión, con prácticas tan aberrantes como encerrar a "sospechosos" de portar drogas hasta llevarlos al borde del suicidio, en este, el tiro apunta al  matasanos, objeto de las últimas agresiones de hace 12 días y principal y último respondable de lo que le pueda suceder a Adrián. Porque ¿a qué se dedica este señor? ¿A cumplir con lo que exige su profesión o como sus compañerxs carcelerxs cumple órdenes de su amo sin rechistar, para acusarle luego de todos los males que ocurren en la prisión? ¿Por qué no denuncia este medicastro el reparto abusivo de drogas legales entre los presos, las ataduras y pinchazos que les dejan como zombies, las palizas y malostratos?. Que muchos de los conflictos habidos en la cárcel sucedan en la enfermería, ¿es fruto de la casualidad o consecuencia directa de estas prácticas exterminadoras?.

http://valladolorentodaspartes.blogspot.com.es/2017/06/la-celda-61-que-esta-pasando-en-la.html




Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."